Pues eso, no hay mejor manera de ilustrar una situación de esas en que la cosa no se ha liado parda “por los pelos“. Realmente hay que tener muy poco sentido común para jugársela así, ¿no crees?

por los pelos