Demasiado buena para mi (y para cualquiera)

Un himno en forma de canción para todos aquellos que apuntan demasiado alto y no quieren acabar en el lodo de la frustración sentimental, en la más absoluta indignidad.

Ves a la chica, te montas la película de lo que pasará en tu cabeza, das la bravata al resto del colectivo masculino sobre la maldad de las chicas sexys y luego… muerdes tu propio anzuelo con estériles esperanzas :D

Por suerte ella pone de nuevo las cosas en su sitio xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.