Te proponemos un juego: se trata de adivinar a cual de estos dos chicos le ha gustado el regalo que “Papa Noel” le ha dejado junto al Árbol de Navidad. Partimos de cajas de tamaño similar, por lo que los dos debieron romper el papel de regalo con igual emoción hasta descubrir lo que se escondía debajo…

¿Ya lo tienes? Fácil, ¿no? La cara no engaña. Y digo yo, ¿se le puede culpar de estar exultante de alegría? ¡Claro que no!

Estoy seguro que después de que le pase el disgusto el chico de la cara tristona se va a alegrar un montón de tener un juego de vasos tan chuli con los que tomarse algo cuando vaya a casa de su amigo a echar unas buenas partidas con su flamante consola XBOX One.

buen y mal regalo