Desmontando los argumentos de un hipócrita

Se da la casualidad de que este “hipócrita” es un político. No es que digamos que todos los políticos sean hipócritas ¿eh? Seguro que si buscamos y rebuscamos alguno sale que no suelte trola tras trola por la boca, pero mira, se ha dado esta casualidad.

Pues eso, que con un poco de actitud y plantando cara se supone que se puede desenmascarar a estos vendedores de enciclopedias venidos a más (con todo el respeto para los vendedores de enciclopedias)… aunque sabemos perfectamente que en la vida real siempre tendrían una respuesta a mano para justificar lo injustificable.

En este caso se trata del sistema de educación pública. Todos los políticos defienden que la educación pública esta en las más altas cuotas de excelencia… pero luego resulta que la gran mayoría de ellos mandan a sus hijos a escuelas privadas

¿Porqué será?

One Reply to “Desmontando los argumentos de un hipócrita”

  1. Eso es como uno que me se yo que alquila una planta solo para él, que no requiere de lista de espera y que luego dice que la seguridad social funciona perfectamente…

    Vamos, que lo trataron como a un “Rey”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.