Doble fail en carrera de 200 metros lisos

Es habitual que, en carreras de velocidad donde dos atletas van muy ajustados al llegar a la linea de meta, se haga lo que sea necesario con la finalidad que alguna parte de su cuerpo cruce antes que nadie la linea de meta.

Esto suele implicar un cierto cambio en la mecánica de la carrera, alargando el cuello y moviendo los brazos intentando mantener el equilibrio… y aunque la mayoría de las veces la cosa acaba bien, hay algunas otras en que el atleta acaba de morros contra el suelo.

Lo que ya no es tan habitual es que en una misma carrera (en este caso los 200 metros lisos) sean dos los corredores que, de manera prácticamente sincronizada, acaben estampados en el suelo (y a pocos centímetros de la linea de meta).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.