Donde caben dos caben 3, donde caben 3…

Parece que los gatos no le hacen ascos a esto de vivir apretujados los unos con los otros. Aplican perfectamente el dicho ese de “donde caben dos caben 3” (versión caja de cartón).

Los humanos deberíamos tomar buena nota de esta flexibilidad gatuna, pues si la cosa sigue por estos derroteros no me extrañaría que nos acaben apilando de forma similar (¡y ay de ti que te quejes!).

One Reply to “Donde caben dos caben 3, donde caben 3…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.