Dormir en pareja: la cruda verdad

Dormir en pareja tiene sus cosas buenas. De eso no hay duda alguna. Pero todo camino, no importa lo apacible que parezca, tiene sus “pasajes tenebrosos“.

Y es que hay gente que de noche se transforma en algo más allá de lo humano… y que cual Gandalf luchando contra el Balrog en Moria nos intentará expulsar de la cama al grito de eso del: “No puedes pasar. Soy servidor del Fuego Secreto, que es dueño de la llama de Anor. No puedes pasar. Tu fuego oscuro es en vano, llama de Udûn. ¡Regresa a las Sombras! No puedes pasar.”

Bromas aparte, espero que alguna universidad (a ser posible británica) dedique todos sus recursos a realizar un concienzudo estudio sobre este sobrecogedor fenómeno (primo-hermano de las posesiones infernales) y se facilite así una mejor convivencia en pareja.

Compártelo tanto si te has visto identificado con esta dramática realidad como si te has sentido aludida y piensas vengarte esta misma noche xD

dormir en pareja

2 Replies to “Dormir en pareja: la cruda verdad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.