Dicen que la venganza es un plato que se sirve frio. No se si este dicho es aplicable a los gatos (o animales domésticos en general), pero la siguiente viñeta muy bien podría representar lo que les pasa por la cabeza después de una sesión fotográfica en la que se les ha tratado como a “monos de feria“.

venganza