Ejemplo de uso de Photoshop innecesario: Jennifer Lawrence

El retoque fotográfico es una técnica tan habitual que ya ni nos damos cuenta de ella. Los editores de las revistas más populares (generalmente de moda) quieren que sus portadas estén pobladas por rostros y cuerpos perfectos… y por ello cualquier imperfección es sistemáticamente eliminada de manera digital.

¿Pero alguien se salvará de tanto retoque no? Pues parece que ni tan siquiera aparecer en todas las listas de “la mujer más sexy del mundo” de los últimos años le sirvió a Jennifer Lawrence para librarse del bisturí digital de los expertos del Photoshop de la revista Flare (donde fue portada en el 2011).

En la siguiente imagen se puede apreciar la diferencia entre la imagen original y la imagen final después del retoque digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.