El Chuck Norris de los hamsters

Es muy posible que este sea el hamster más duro de todo Hamsterland. Si tienes dudas de ello quizá deberías preguntárselo a esos ilusos muchachos que se toparon casualmente con él en un camino rural cualquiera (posiblemente en la campiña rusa).

Mucha atención a la forma de pelear y a la valentía que demuestra el roedor (Chuck para los amigos). Se levanta sobre sus patas traseras para parecer más grande, se bufa y proyecta sus manitas hacia delante como buscando a sus ‘adversarios’. Un auténtico luchador (con una mordida muy poderosa, por cierto).

Por suerte los chicos desisten en su enfrentamiento y lo depositan en la maleza… pueden dar gracia de no haber acabado echados en la cuneta :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.