El coche más caro del mundo: un Ferrari 250 GTO de 1962

Seguro que alguna vez te has preguntado cual es el coche por el que se ha pagado más. Si te preguntaran una cifra seguro que te quedarías corto… porque no nos engañemos, pagar la friolera de 28 millones de euros por un coche es una auténtica locura.

Una locura, eso si, al alcance de personajes como el multimillonario Craig McCaw (un magnate norteamericano de las telecomunicaciones). A este tipo no le tembló la mano al desembolsar tamaña cantidad por un Ferrari 250 GTO del año 1962.

Parece ser que este bólido fue fabricado para que el británico Stirling Moss compitiese en las 24 horas de Le Mans, aunque por lo visto diversos problemas forzaron un cambio de planes (al final lo pilotó Innes Ireland).

El Ferrari 250 GTO, del que solo se construyeron 39 ejemplares, es el modelo más cotizado de la prestigiosa marca italiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.