El conejito y su globo

Seguro que recuerdas haber tenido, de pequeño, un juguete al que considerabas tu favorito. Quizá no era el más sofisticado de todos los que te habían comprado, pero con ese es con el que mejor te lo pasabas.

Pues para este conejito no hay juguete mejor que un globo. Con el, delicadamente sujeto con los dientes, se recorre la casa arriba y abajo. No parece que le haga falta nada más.

Al final parece más interesado en la cámara que en el globo, pero eso le pasa a todo el mundo cuando te graban haciendo el tonto a traición, ¿no? xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.