El extraño caso del gato ventrílocuo

Una nueva prueba más de que estos pérfidos felinos traman algo. No sabemos de que se trata, pero las malas lenguas dicen que están desarrollando habilidades sorprendentes. Y como ejemplo, este gato.

Su habilidad es la ventriloquia. Es decir, el arte de modificar la voz para imitar otras voces u otros sonidos. Su especialidad es imitar el ladrido de un perro…y lo peor es que desconocemos el motivo.

También parece ser un maestro del disimulo ¿eh? Cuando ve que le han pillado se pone a maullar como aquel que no quiere la cosa. Vamos, que si pudiera, se habría puesto a silbar xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.