El gran maestro del boomerang

Este “sniper” del boomerang nos demuestra la cantidad de cosas que se pueden hacer lanzando un de estos objetos arrojadizos (y que si lanzas bien vuelven solitos a tu mano).

Apagar la llama de una vela, quitarle el sombrero a alguien (sin que pierda la cabeza en el intento), hacer explotar unos globos llenos de confeti (o dos a la vez)… y hacerlo hasta con los ojos vendados.

No nos extrañaría que este tipo fuera ninja a tiempo parcial. Supuestamente, claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.