El jerbo pigmeo egipcio, otra maravilla de la naturaleza

Los jerbos pigmeos de Egipto son ciertamente una de las maravillas más espectaculares de la naturaleza. Su apariencia, increíble: una especie de híbrido entre un ratón, un canguro y una liebre, dignos del sueño más alocado de un animador de Pixar. Del género Dipus, estos pequeños roedores desérticos pueden encontrarse en el norte de Africa y zonas adyacentes, llegando incluso hasta Irán.

Ciertamente, su alocada apariencia es el producto de miles de años de evolución en un territorio desértico e inhóspito. Sus largas patas le permiten transportarse por medio de saltos, limitando el contacto con la ardiente superficie, mientras que sus grandes orejas le brindan un maravilloso medio para radiar el calor corporal.

Por supuesto que dichas características varían dependiendo de la sub-especie, por ejemplo, encontramos algunos con orejas largas como su mismo cuerpo y otros con orejas más pequeñas pero de pelaje más fino.

¡Esperemos que a nadie se le ocurra comercializarlos como animales de compañía! (aunque seguro que mi gato pensaría algo distinto)

Vía | http://www.anfrix.com

4 Replies to “El jerbo pigmeo egipcio, otra maravilla de la naturaleza”

  1. que animalazo simplemente la cosa mas bonita del mundo creo que es casi tasn evolucionado como los humanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.