El perdón de Lucifer

Hoy en día, en general, cuando hablamos de Lucifer automáticamente pensamos en el origen de todo mal en este mundo, el causante de todas las desgracias, el gran rival de Dios que con él se disputa el control de la Creación. Es la némesis definitiva de Dios. ¿Lucifer y Dios se las podrían ver cara a cara en un combate sin igual, cuyos poderes rivalizarían y haría temblar la Creación? Tomemos la premisa de que Lucifer fue el ángel preferido de Dios. Aunque fuera el líder de toda la hueste de ángeles, Lucifer sigue siendo un ángel. Aceptemos que Dios es un ser omnipotente creador del universo, y que hizo al hombre a su imagen y semejanza. A partir de aquí podemos deducir que Dios podría llegar a comportarse de una forma parecida a la nuestra, aunque sus motivos nos sean ocultos. De hecho el Dios de los escritos se comporta de una forma bastante humana. Muestra amor e ira, a veces es autoritario y a veces aboga por el libre albedrío, es paciente hasta que se cansa y da un castigo. Se podría decir que se comporta de una forma parecida a la de nuestros padres. Dios también creo a los ángeles, y por tanto a Lucifer. Y cuando, según el mito, estalla la guerra entre los ángeles, Dios la termina arrojando a todos los rebeldes, incluido a Lucifer, fuera del Cielo. ¿Alguien que se enfrenta a un número ingente de ángeles y que los vence de una forma tan abrumadora se puede comparar con uno de ellos, que además se da el caso que se encuentra entre los vencidos?
¿Como encaja todo esto?¿Como encaja Lucifer y sus demonios en el Infierno? ¿Que hacen allí? ¿Tienen montada una fiesta orgiástica perpetua donde dan rienda suelta a sus más bajos instintos torturando a las almas de los humanos que llegan allí? ¡Vaya castigo! Y que generoso es Dios con los ángeles rebeldes que les da las almas de los hombres que se han ido en contra de sus designios. ¿Es que acaso Dios les ha perdonado y les ha dado otra función en el nuevo orden celestial creado con la aparición del hombre?

2 Replies to “El perdón de Lucifer”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.