El placer de tomarse un helado a “cara perro”

En plena primavera y el calor empieza a apretar como si estuviéramos en verano (en verano apretara como si estuviéramos… en el infierno).

En estos momentos empieza a apetecer refrescarse de tanto en tanto con un delicioso helado. Ante cualquier duda, que se lo pregunten a nuestro amigo perruno (perro o perra, no sabemos con exactitud). Y es que, efectivamente, refrescarse no es una actividad exclusiva de los humanos… ¡y parece que poner cara de gusto, tampoco!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.