La australiana de 19 años, Maddison Keeney, difícilmente va a olvidar su actuación en el Mundial de Natación que se está disputando en Kazan. Y no lo hará precisamente por haber logrado alguna medalla. Lo hará por haber logrado una puntuación unánime de cero en la cuarta ronda, cuando estaba situada cuarta en la clasificación y se jugaba estar en el podio.

En fin, ¡ánimos y otra vez será!