El tobogán japonés solo para valientes

Si a un largo y empinado tobogán japonés le sumamos un día de lluvia, tenemos la combinación perfecta.

Perfecta para que un grupo de temerarios adolescentes se deslicen por el tobogán a gran velocidad y vean como la zona de “frenado” resulta absolutamente insuficiente.

Una aventura irresistible para cualquier valiente sediento de emociones (con el añadido de ser gratuitas). Aunque me temo que más de unos pantalones habrán pasado a mejor vida después de un aterrizaje forzoso en este fabuloso tobogán japonés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.