El Trono de Hierro del Ikea

Desde que Aegon I conquistó los Siete Reinos (bueno, seis para ser exactos), el Rey de Poniente se ha sentado en El Trono de Hierro.

Se dice que hicieron falta 1000 espadas, 59 días y el fuego de un dragón (Balerion, el Terror Negro) para que ese amasijo de hierro tomara la forma que hoy tiene.

Muchos Targaryen han hecho reposar sus reales posaderas en el Trono de Hierro desde entonces (y a inicios de la Saga de Canción de Hielo y Fuego es Robert Baratheon, más conocido como el Usurpador, quien lo ocupa).

Pues bien… con lo mal que están las arcas reales (y Lord Baelish bien lo sabe) igual les habría ido un poco mejor ahorrar en la construcción del emblemático (e incómodo) trono y haberse agenciado la versión del Trono de Hierro del Ikea, ¿no? xD

trono de hierro del ikea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.