El truco de la botella y el ketchup: desvelado

Un sencillo pero sorprendente truco de magia al alcance de tu mano. Y no hace falta que seas increíblemente habilidoso o tener una labia digna de un vendedor a domicilio.

Solo necesitas una botella de tu refresco favorito (en plástico, imprescindible), agua y un sobrecito de ketchup como los que te dan en tu hamburguesería habitual.

En este vídeo (en en ingles, pero muy gráfico) te explicaran como ser el centro de atención en la próxima cena.

Los que liguen con este astuto truco… rogamos que lo reporten ;D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.