El truco del rapero borracho

Conseguir ser el alma de la fiesta es un objetivo al alcance de muy pocos. De hecho los hay capaces de cualquier cosa con tal de ser el centro de atención, aunque sea solo por un rato.

El truco del rapero borracho (una evolución de la famosa técnica de Kung-fu, “el mono borracho”) es infalible como recurso de primera mano. Uno solo tiene que simular ir como una cuba para que, cuando las “víctimas” bajen la guardia, salirse del guión con un par de maniobras como la del “salmón remontando el rio” para quedarse con la people y ser le más guay de la party.

Veamos pues un ejemplo empírico del “truco del rapero borracho” y comprobemos su efectividad en el siguiente vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.