Entrenamiento de Fuerza G: ¿cómo se te queda la cara a 9G?

Quizá no te haya picado nunca la curiosidad de saber como reacciona el cuerpo humano (especialmente la cara, no nos vayamos a poner escatológicos) ante grandes cantidades de Fuerza G. Bueno, si eres piloto de cazas ya debes saber de que va la cosa; en caso contrario piensa como sería estar dentro de una lavadora centrifugando a gran velocidad…

La conclusión: Ya puedes ser Brat Pitt o quien quieras que, a 9G, se te pone una cara de sufrimiento que afea mogollón :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.