Epic Fail por hacer el mandril durante la celebración de una boda

Los amigos de los novios, durante la celebración de una boda, parecen tener la obligación moral de liarla parda. Cualquier cosa vale para robarles el protagonismo a unos desconcertados novios que, al final, acaban siendo los únicos sobrios de la fiesta.

Y también están los torpes y los que no pierden la ocasión de hacer el mandril.

Un recuerdo que, probablemente, perdurará bastante más que el propio matrimonio :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.