Los arquitectos, interioristas e ingenieros en general también la pifian. Un buen ejemplo de estos “errores de diseño” los podemos ver en la siguiente galería (de los horrores).