Una viñeta que bien merece un momento de reflexión.

empiezo a preferir a los que no creen en mi