Ponerse en plan Rambo con una escopeta en las manos tiene sus peligros. Sobretodo si uno se olvida del tremendo retroceso que suelen tener estas armas.

El protagonista del siguiente vídeo conservará una marca en la ceja que se lo recordará durante mucho tiempo.

Fail disparando una escopeta