Fail en Texas, predicando con el ejemplo

« Quis custodiet ipsos custodes? » O lo que es lo mismo, « ¿Quién vigilará a los vigilantes? » es una locución que se atribuye al satírico romano Juvenal (siglos I y II d. C.).

Por mucha pegatina molona que tengas pegada en los laterales de tu coche de propiedad pública deberías predicar un poco más con el ejemplo (por mucho que nadie te vaya a multar, porque eso es precisamente tu función) para mantener un mínimo de moral y profesionalidad que te habilite ante “los mundanos”.

Conducir un vehículo con un móvil a la oreja (haciendo la pinza con el hombro) y otro en la mano no sería una acción que destile demasiada “seguridad“, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.