Feo pero honesto, sincero, inteligente y educado

Tú puedes ser feo, pero si eres honesto, sincero y sobre todo educado, igual vas a seguir siendo feo, porque una cosa no tiene nada que ver con la otra.

Una pequeña píldora de sabiduría para que tu día a día sea un poco mejor.

Feo pero honesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.