Fotografías divertidas con estatuas

Las estatuas, siempre silenciosas y observantes, también pueden ser trolleadas. Bueno, a ellas les da absolutamente lo mismo que algunos decidan divertirse a su costa, aunque con sus perpetuas poses parecen propiciar la fértil imaginación de todos aquellos que quieren inmortalizarse a su lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.