Gatitos contra los mini-ninja

Cuando cierras la luz de la habitación ellos entran en acción. Esos sucios bastardos de los mini-ninja se lían a abrir puertas de sus armarios y a revolverlo todo sin piedad.

Por suerte podemos contar con unos inesperados aliados: los gatos, sus más acérrimos enemigos.

Desgraciadamente para los mininos esta lucha sin cuartel sucede en la más absoluta y anónima oscuridad… lejos de nuestros ojos, y cuando las luces se encienden solo vemos a esos “endiablados” felinos felizmente tumbados boca arriba y con toda nuestra ropa desperdigada por el suelo. ¡Y aun les echamos la culpa a ellos!

Es el triste destino del héroe felino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.