Gato locuelo se patea su propia cabeza

Los gatos son un mundo aparte. Sabemos que los perros tienen tendencia a perseguir su propia cola… y hemos visto gatos atacando una sombra o a un reflejo de luz proyectado en la pared o el suelo.

A ver, solemos estar todo el día diciendo lo espabiladas e inteligentes que son nuestras mascotas, pero la verdad es que a veces hacen unas cosas que te plantean muchas dudas…

En este vídeo podemos ver un minino enfrascado en morderse su propias patas y cola. Parece decidido a darse una buena lección (a si mismo), pero las tornas se giran cuando, de repente, sus cuartos traseros reaccionan a la agresión. En un momento se pasa del mordisco a recibir rápidas y certeras patadas… ¡en su propia cabeza!

Al final no se sabe quien ganó… ¡pero el tripe hit combo no se lo quita nadie!

¡Gracias Zareone por hacernos llegar este didáctico documental!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.