Gato versus rana decorativa de jardín

El saber popular dicta que los gatos son muy espabilados (y mucho más listos que los perros). Seguro que el que empezó a difundir estas paparruchadas tenía un gato (o no) y tenia perrofobía (o no). Porque si no es así no se entiende…

Y para demostración un botón. En el siguiente vídeo podemos ver la dura batalla se que mete un gatito con una de esas ranas de juguete que en ocasiones decoran algunos jardines y que emiten el sonido del croar de un batracio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.