Goober: un simpático bebé mofeta

Las mofetas son animales que conocemos principalmente por varias de sus características: una física y la otra fisiológica.

La física es la curiosa raya blanca que recorre su negro pelaje desde la frente y se bifurca hacia los costados hasta la cola.

La fisiológica son unas glándulas anales que emiten un líquido maloliente que sirve para defenderse de los enemigos y para marcar el territorio.

El período de gestación de las mofetas es de 55 días y pueden parir entre 1 y 10 crías cada vez. Estas crías se alimentan de leche materna durante sus primeras 10 semanas de vida.

Goober, la cría de mofeta que protagoniza el siguiente vídeo, fue encontrado medio muerto junto a la basura. La familia que lo encontró decidió cuidarlo hasta que recuperará la salud.

Él, ahora en su hábitat natural, les devolvió su noble gesto con unos momentos que nunca podrán olvidar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.