Hablando de comida con el perro

Los perros, siempre fieles y leales compañeros con los que compartimos nuestros hogares, tiene prohibido, por lo general, ir a la cocina, abrir la nevera y zamparse a discreción sus ricos manjares… Hasta aquí todo entra dentro de la lógica.

Lo que ya es más cruel es entablar una conversación con tu perro y que le expliques como has ido a por esas albóndigas que tanto le gustan y como te las haz zampado a “cara perro” xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.