Hombre-jirafa causando el terror en la playa

La verdad es que la gente se ha vuelto muy intolerante en cuanto a mutaciones se trata. A ver, no podemos negar que la presencia de este exótico hombre-jirafa en la playa llama la atención, pero tampoco creemos que sea como para hacer cundir el pánico (no al menos de la misma forma que si se hubiese visto un hombre-tiburón).

Digamos que lo correcto habría sido limitarse a miraditas furtivas y algún que otro comentario por lo bajini. Incluso se podría aceptar que algún niño pretendiese tocar su lomo, pero en ningún caso se justifica la huida despavorida.

Esperemos que con más educación, conocimiento y respeto (por lo que con Wert va a ser que no) la sociedad acabe aceptando a toda esta nueva rama de la humanidad surgida (según diversos estudios veraniegos de importantes universidades británicas) del cambio climático, la comida basura, los juegos de rol y el sedentarismo (como es el caso del numeroso hombre-morsa).

hombre jirafa causando el terror

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.