Cuando el overbooking se te va de las manos

Mucho que temo que la práctica conocida como overbooking es de lo más habitual a día de hoy. ¿Sabes que es el overbooking, verdad? Es simplemente cuando la aerolínea vende más plazas de las que dispone el avión. Si, una práctica legal pero que ha puesto en más de un apuro a algún que otro pasajero.

Pues bien, tal y como evoluciona el tema lo más probable es que algún día acabemos viendo a alguien saliendo del compartimento del equipo de mano del avión.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3011762/0/overbooking-que-es-que-hacer-ocurre/#xtor=AD-15&xts=467263

overbooking

Una familia feliz

Una tierna imagen de familia. Una familia feliz. El padre y el bebé harían bien en revisar su dieta (o consultar con su médico de cabecera). ¡Pero nada puede vencer a la felicidad!

familia feliz

Download en directo (para tu seguridad)

Ir descargando cositas por aquí y por allí puede resultar ciertamente inseguro. Quizá por eso, para hacer un download en directo y con seguridad, habría que considerar una emisión en live.

En fin, el precio de la seguridad, ¿no? :D

download online seguridad

El billete, por favor [dormidos en el tren]

Hay personas que es sentarse en un confortable asiento de tren o metro y caen fulminados en los brazos de Morfeo. Y eso no sería un gran inconveniente (salvo quizá saltarse la parada deseada) salvo por las dificultades que añade a la desagradecida tarea de los revisores.

Así es. Esos pobres trabajadores cuyas obligaciones laborales incluyen verificar que no eres una especie de delincuente lowcost y que tu ticket está en orden (timbrado, con sus zonas correspondientes, etc).

Queda claro que si el “sospechoso” está soñando vete tu a saber con que, pues difícilmente va a facilitarle el trabajo, ¿verdad? Bueno, un toque o dos en el hombro suele bastar en la mayoría de los casos… ¡Pero no en todos! ¡Los hay que dormirían en medio de un bombardeo aéreo! Ah, y sin duda también los habrá que sencillamente se hacen los dormidos, claro.

Entonces es cuando los amigos del enredo se apuntan a la fiesta y le echan una mano al personal del tren… ¡y una mano al cuello de los bellos durmientes!