Esta estatua ha sido recientemente presentada en acaba de ser presentado en Jingzhou, China. Se trata de un monumento de 58 metros de altura, unas 1320 toneladas de peso y unas 4000 láminas de bronce.

Como curiosidad decir que ha sido diseñada por Han Meilin, el mismo que se encargó de diseñar las mascotas de las Olimpiadas de Beijing 2008, y es tan inmenso que contiene un museo enorme en su interior.

Increíble, ¿no? Pues a pesar de lo enorme de su tamaño no se encuentra ni tan siquiera en el top 5 de las estatuas más gigantescas.

Estatua de un general de la antigua China