Increíble parada de un portero con la cara durante un partido de balonmano

La única tarea de un portero de balonmano es detener los balones que le lanzan los contrarios. Para este propósito es frecuente verles intentar ocupar el máximo espacio posible para interceptar el lanzamiento. Extienden brazos y piernas y se mueven de un lado a otro… pero claro, esta técnica toma la premisa de que el lanzador intentará colar la pelota dentro de la portería, no abatir directamente al portero de un balonazo en la cara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.