Un elemento extraño se ha infiltrado entre las bananas. De momento parece que ha logrado pasar inadvertido, pero no debería extrañarnos que acabe por error en algún que otro carro de la compra.

infiltrado entre las bananas