Hay ocasiones en que el universo es súper rápido a la hora de aplicar ese bumerán de energía trascendente que es el karma (y que viene a saldar las acciones de las personas). Es lo que se ha venido a llamar Instant Karma.

Pues al tipo del siguiente vídeo, al parecer grabado en Australia, se le aplicó un súper contundente Instant Karma en pleno intento de atracar un cajero automático. Un zas en toda la cara como una catedral.

Esperemos que esta señal divina empuje definitivamente a este muchacho a una vida dedicada a hacer el bien y abandone su carrera criminal.

Lástima que este tipo de Instant Karma no actúe más a menudo, ¿verdad? xD