El luchador de UFC brasileño Erick Silva acabó besando la lona ante Nordine Taleb, y muchos opinarán que se trata de una nueva demostración de Instant Karma cósmico.

Y es que Silva empezó la lucha con una “treta” muy poco ética para lo que las artes marciales significan (aunque para nada se puede considerar una trampa que vaya en contra de las normas de la competición).

Tan solo un poco de astucia y juego sucio… seguramente fruto de la tensión del momento.

Pero de nada le sirvió. Nordine Taleb le tomó la matrícula y acabó conectándole un golpe demoledor… ¿o fue el karma? :D