Van Damme se atreve con todo. Si primero fue La Vaina Loca, ahora nos demuestra lo bien que puede casar su famoso baile de Kickboxer con el nuevo himno merengue del PP.