Dicen que al “mal tiempo, buena cara“, ¿y por qué no un poco de jet sky también?