Bien, podríamos decir que realmente se trata de jóvenes rusos haciendo locuras en la nieve en paños menores. Saltos mortales hacia atrás, trineos tirados por coches, saltos desde alturas considerables… en fin, lo típico entre la juventud rusa (a tenor de lo que podemos ver en sus vídeos, claro).