Juegos peligrosos agarrados a un tren

Los hay que parece que disfruten desafiando a la suerte (y a los carteles que desaconsejan hacer este tipo de acrobacias en un tren, y menos aun en su techo o sus laterales).

Por suerte, y por esta vez, todo ha salido bien, pero un pequeño fallo, un pie puesto en falso o el más pequeño desliz y la cosa podría haber acabado bastante mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.