La broma del fallo en el ascensor

Nada mejor para promocionar una marca de zumos que atemorizar a unos inocentes desconocidos en un ascensor simulando un terrible fallo mecánico.

Eso si, después de sufrir múltiples aflojamientos del sistema digestivo, las víctimas podrán refrescar el gaznate con un buen trago de zumito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.