Remi Gaillard vuelve a liarla con una de sus bromas de cámara oculta. En esta ocasión junta a los serial killers más famosos del cine en un hotel para gastarle una broma muy sangrienta a un pobre recepcionista nocturno.

¡Creo que el muy desdichado aun debe estar corriendo! xD

Broma de los serial killers