La catapulta rusa

La crisis y la calor han llegado con fuerza a la gran nación rusa. La crisis afecta a todos los sectores, incluido el aeroespacial y al costoso entrenamiento de los cosmonautas. Y la calor. La calor resulta asfixiante para un pueblo acostumbrado a temperaturas muchísimo más bajas en estos meses.

Pues una acción inteligente es unificar estos dos problemas y buscar una solución que, de un plumazo, nos proporcione un remedio satisfactorio para ambos.

Y si alguien puede hacerlo esos son los rusos.

En el siguiente vídeo podréis comprobar de que forma tan eficiente ponen en orbita aun aprendiz de cosmonauta y, de paso, se refrescan un poco.

En esto están a años luz de los americanos ¿eh? :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.