La contraseña perfecta

Conseguir la contraseña perfecta se ha convertido en poco menos que una nueva edición de la búsqueda del Santo Grial.

Después de comprobar por activa y por pasiva que los usuarios tenían la peligrosa costumbre de poner contraseñas fácilmente identificables (123456, password, qwerty, etc.) o datos relevantes que, con una mínima indagación, se pueden obtener por parte de los “malos” (fecha de nacimiento, nombre de la pareja, nombre de la mascota, etc.) algunos sistemas de control de calidad de contraseñas (en la búsqueda de “la contraseña perfecta“) han llegado a ser tan exigentes que como para requerir una lista de elementos como la que se presenta en la siguiente imagen.

¿Cumplen tus contraseñas con estos requisitos mínimos de seguridad? xD

la contrasena perfecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.